Historias de superdotados 1798878_646429965404945_366093764_n

Publicado el 30 marzo, 2014 | por Carmen

0

Erika de Valencia (padres desesperados)

Hace muy poco que os sigo en facebook y me parece muy interesante todo lo que se habla. Tengo dos niñas con un C.I por encima de la media. La mayor, de 11 años, diagnosticada desde los 6 años y con un C.I de 158. Cursa 6º de primaria. La pequeña de 7 años y con un C.I de 149 cursa 2º de primaria en un colegio público de Valencia.

Mi historia es la siguiente:

Desde siempre he visto en mis hijas ciertas características que me hacían pensar que no eran normales a su edad, además, en mi familia hay tres personas con C.I muy alto (mis hermanos). El caso es que yo busqué una psicóloga que me ayudara y por suerte ella es muy profesional, le hizo las pruebas y encontramos lo que encontramos. Mi única intención al pedir esas pruebas era saber lo que tenía en casa para saber o investigar que hacer y cómo dirigir a mi hija.

Con mi hija todo fue más o menos bien porque por suerte no tiene muchas disincronías, tuvo también suerte con el grupo que le tocó en el colegio que es un grupo más homogéneo y  los niños han aceptado como es ella y la respetan muchísimo, además, la admiran…ella se siente bien con sus compañeros.

Respecto a los profesores ha habido de todo. Hubo quien me ignoró totalmente cuando yo le explicaba la situación de mi hija. Estos niños por desgracia van siempre de la mano de la frustración, y el caso de mi hija no era diferente. También debo decir que dos profesores a lo largo de su paso por la primaria si la han comprendido y le han querido ayudar en la medida de sus posibilidades.

Mi hija pequeña lo está pasando bastante mal. Ella tiene un carácter diferente y a nivel emocional si que tiene algo de disincronía. Algunos de sus compañeros se han llegado a burlar de ella porque siempre tiene buenas notas, la han llegado a acosar. Ella, tristemente ha tomado su estrategia de “hacer como que no sabe” para sentirse más integrada..esto es muy triste y peligroso…

Ella no quiere ir al cole, sufre mucho cada mañana, y sufrimos nosotros con ella. Los profesores…la verdad es que lejos de apoyarla…la han relegado también…Entiendo muy bien su aburrimiento. En clase llevan dos cursos con las sumas y ella entiende perfectamente la sistemática de las divisiones!, tiene mucha agilidad mental, resuelve problemas incluso antes de terminar de leerlos ya sabe lo que tiene que hacer… en general va muy adelantada respecto al programa de cada asignatura.

He pedido que la adelanten de curso pero como ella si tiene disincronía con el tema emocional me preocupa que tenga más problemas con eso, además, la directora me dijo que si se podía pero que eso era “mucho trabajo” (para ella claro está).

Los niños superdotados NO necesitan una lista nueva de sumas por acabar su trabajo rápido…lo que necesitan es abrir su abanico de aprendizaje, necesitan un poco de libertad y otro poco de guía para investigar. Estoy en el consejo escolar de mi colegio, además de ser la vicepresidenta del AMPA, pero cuando me he atrevido a proponer algo de esto, la respuesta es tajante y los argumentos son los mismos:

* Estos niños van solos, no necesitan ayuda (un error garrafal)

* No tenemos tiempo para estos niños (esto me lo creo)

* Hay un niño con Síndrome Down y muchos otros que no llegan, y esos si necesitan ayuda. Darle a tu hija más es “discriminar” a los otros…han pasado 6 años y la única discriminada es mi hija….

Mi marido y yo nos sentimos muy solos en esto, porque realmente lo estamos. Nosotros apoyamos mucho a nuestras hijas en las horas que no están en el colegio, las ayudamos en sus inquietudes y si vemos que en algo necesitan refuerzo pues nos ponemos manos a la obra, por ejemplo en lo social que es en donde suelen apartarse un poco. Lo único que pretendemos es que nuestras hijas sean felices, se desarrollen bien y consigan lo que quieren, pero este sistema educativo no toma en cuenta a estos niños.

Si me permiten quiero añadir algo. Mi marido es español, yo soy mexicana, aunque española ya por adopción ;-), por eso quiero compartir, que en México, en la enseñanza pública existe un programa especial para este tipo de niños que se llama CAS (capacidades y aptitudes cobresalientes) en donde los niños que se han detectado (por el mismo profesor a quien se le instruye correctamente sobre la superdotación), se les dedica un día cada cierto tiempo para hacer investigaciones, trabajos de las áreas que más les interesen, se les lleva a visitar fábricas, talleres, industrias, clínicas, laboratorios, etc. según los intereses del niño, se les enseña y se les guía en muchas áreas que NO son de curriculum, porque la mentalidad mexicana es que hay que abrir el abanico de conocimientos de estos niños, no cargarlos de más con lo mismo que les aburre.

El gobierno paga cursos a los profesores para que aprendan más sobre esta característica de algunos alumnos y sepan manejarlos en su diferencia. Los niños hacen incluso elecciones en sus colegios, hacen partidos a los que les llaman planillas y proponen cosas para mejora de sus colegios y sus ciudades, y no es sólo un juego, es una enseñanza en el espíritu del esfuerzo, de las ideas, de emprender lo que piensan y en muchos casos sus ideas son tomadas en cuenta por las autoridades de manera totalmente seria y respetuosa…

Siento que aquí hay mucho miedo…o quizá no es esa la palabra pero se aferran a la idea de que todos los niños son iguales y se les debe de dar lo mismo. Yo pienso que a nivel de derechos evidentemente SI son todos iguales, pero a nivel de características y necesidades definitivamente NO.

¿ Qué culpa tienen mis hijas y muchos niños más que en el cole haya alguien con menos capacidades?, cómo le explico yo a mis hijas que todos tienen que ir al ritmo de esos niños? esto termina por agotar su interés de aprender, y por desgracia, en muchos casos terminan por desertar.

España debería apoyar más a sus talentos, que no son pocos, la enseñanza española debería apostar por la excelencia, y cambiar esa idea mal entendida de que a todos se les debe dar exactamente lo mismo a todos los niveles…seguro poco a poco todo cambiaría. Los niños son el futuro, cuando yo sea anciana gobernará este país niños que aprobaron porque si, porque se les dio todo.

Una última reflexión: hace un tiempo, a una política se le ocurrió proponer un bachillerato de excelencia, y muchísima gente se le fue a la yugular…Yo me pregunto: no hay centros deportivos de alto rendimiento “exclusivos”para gente físicamente superdotada en donde desde luego no pueden entrar mis hijas? A eso no le llaman “relegar”? Por qué entonces se llevan las manos a la cabeza cuando alguien propone un centro para niños y jóvenes con talentos especiales que seguramente verían mucho por España? Ahí dejo esa reflexión…

Algo (mucho) tiene que cambiar en este maravilloso país, pero desde las raíces, desde la más tierna infancia…España tiene demasiado talento, no sólo en el futbol, sino en muchas áreas muy importantes, hagamos algo, España es nuestra y de nuestros hijos…CUIDEMOSLA!!!

 


Back to Top ↑