Historias de superdotados 1966713_642825829098692_1952726902_n

Publicado el 30 marzo, 2014 | por Carmen

0

Ainhoa de Madrid (cambiando de colegio)

Yo soy de Madrid. Mi hijo iba a un colegio en el que vieron que tenía altas capacidades. Llamaron ellos a la EOEP por dirección del neurólogo (aunque los neurólogos no suelen atender a los niños con altas capacidades sino que son los psicólogos, pero en un principio pensábamos que tenía TDAH porque eso me dijeron en el colegio anterior.

En el cole la EOEP le hizo otra serie de pruebas y dijeron que era clarísimamente de altas capacidades.  La profesora de mi hijo no hacía más que agobiarle y les ofrecí llevar a una psicopedagoga para que les diera charlas de cómo llevar a este tipo de niños gratuitamente y recibí una negativa. La profesora cada vez le hacía más daño que otra cosa y mi hijo cada vez estaba más frustrado, llevando esta frustración a la violencia.

Mi hijo fue diagnosticado con un CI 144 y en el colegio  decían que el comportamiento de mi hijo se debía a que yo, su madre, no le ponía normas ni límites. Me decía la profesora que mi hijo no tenía amigos y sin embargo el día que se despidió, los niños de su clase estuvieron llorando porque no querían que se fuese.

Como nadie le hacía ampliación de materia para que no se aburriera y no incordiase a sus compañeros,  y su profesora no dejaba de agobiarle, tomé la decisión de cambiarle de cole a mitad de curso.

En mi área hay un colegio público que tiene un programa para niños superdotados pero no tenían plaza.  Pero encontré plaza en un colegio  nuevo en otra zona  que, aunque no están especializados en altas capacidades, sí les amplían conocimientos y mi hijo está la mar de contento.

Desde el mismo colegio han solicitado plaza para un programa especial gratuito de los sábados  de la Comunidad de Madrid. Es  para el curso que viene  y espero que sea aceptado.   De momento le llevo algunos viernes  a un taller de superdotados en el que está muy contento.


Back to Top ↑